La Puerta De Atrás - NTVG


Revista Abanico Ed.16
Sección: Con Permiso

En la edición número catorce de revista Abanico, hablamos sobre el tema musical Hijos del Mal del cantautor español Melendi. A través de la letra de esta canción, expusimos las herramientas de control que utiliza la élite a través de su sistema -modo de vida- para manipular nuestras vidas. A muchos les cuesta creer que así sea, consideran imposible y remota la posibilidad de que organismos, gobiernos, entidades secretas o muy visibles nos controlen de forma subrepticia. <<Yo decido qué ponerme>>, grita un joven orgulloso de su decisión, nada más lejos de la realidad.

Muy pocos o casi nadie habrá escuchado del Instituto Tavistock -prometemos hacer un artículo detallado sobre este instituto- y los que lo hayan hecho sabrán que es el centro de lavado cerebral en masa y de ingeniería social. La ingeniería social es el esfuerzo, por parte de gobierno o instituciones privadas, para influir en las actitudes, comportamiento, relaciones, acciones sociales en la población de un país o región; y un modo de implementar o acercar programas de modificación
social. En pocas palabras, es una herramienta para controlar al ser humano. Existe y se está implementado a gran escala en nuestra vida diaria.

La <<historia oficial>>, aquella políticamente correcta y aceptada (vale la pena incluir aquí una noticia reciente que habla sobre Microsoft Word y su nueva versión que utilizará inteligencia artificial para que tus escritos permanezcan <<políticamente correctos>>), nos cuenta que la educación tiene sus raíces en Heráclito o Pitágoras; sin embargo, la realidad es que los sistemas educativos tienen solamente un poco más de ciento cincuenta años. El origen de los sistemas educativos es moderno, segunda mitad del siglo XIX y está localizado en Europa, luego irá para EE.UU. Es en el siglo XIX donde se teorizaron y <<sistematizaron>> los procesos educativos de los estados modernos. El Reino Unido aprobó en 1870, la Ley Foster, un ambicioso sistema estatal de escuelas, iglesias y consejos escolares. Leyes parecidas se presentaron en Francia (1880), EE.UU., Alemania. La base científica moderna de las técnicas educativas de estos <<sistemas>> está en la <<psicología>> y el <<psicoanálisis>>. Poco después pasó a llamarse <<psicología educacional>>.
Henri Wallon, psicólogo, experimentó con animales y después con niños, las reacciones ante los reflejos en el espejo y publicó su trabajo clave: <<La evolución psicológica del niño>> Así nace la <<psicología infantil>> que estará vinculada estrechamente a las teorías y técnicas de los sistemas educativos.

Fueron Inglaterra y Estados Unidos los que pasaron a la cabeza de la formulación de los sistemas educativos; y dichos trabajos influyeron completamente en todos los estados modernos y sus organismos de educación que ya comenzaban a hablar de <<educación pública>>.

Pero hay un vínculo de los sistemas educativos aún más desconocido para el público. Spearman -además de teórico eugenista- trabajó activamente como oficial en el ejército británico, en investigaciones psicológicas de los conflictos en Sudáfrica. Todas las aplicaciones científicas modernas -desde la aviación hasta el internet- deben su desarrollo a su utilidad bélica, y la psicología no es ni mucho menos una excepción. Siempre se encontrará un estrecho lazo entre la investigación educativa, los ejércitos, y la psicología moderna y sus ramificaciones.

Ya en el siglo XX, la investigación psicológica encontró su centro de operaciones en Londres; de hecho, el mismo Freud se mudó allí, a Maresfield Gardens. En 1921, el Marqués de Tavistock regaló un edificio para las investigaciones de la vanguardia psicológica. Las investigaciones se centraban en el efecto traumático de soldados supervivientes de la primera guerra mundial, en el <<punto de rotura>> de la conciencia bajo estrés, y en sus aplicaciones y utilidades conductivistas. Al mando de estos estudios, estaba el psiquiatra y militar John Rawlings-Rees, y fue así como surgió en Instituto Tavistock, cuyo trabajo influyó e influye actualmente en los sistemas educativos de Inglaterra, Estados Unidos y todos los estados modernos.

Podríamos continuar hablando de cómo el Instituto Tavistock creó el sistema educativo moderno, manipulándolo, controlándolo y moldeándolo a sus intereses, obviamente no por el bien de la humanidad ni de los niños, sino con fines más oscuros y siniestros. ¿Quieren conocer más sobre este nefasto instituto? Les recomiendo el libro El Instituto Tavistock de Daniel Estulin.

Continuemos. En esta nueva edición de Con Permiso les traemos otra canción, esta vez del grupo uruguayo de rock, No Te Va Gustar (NTVG) que lleva como título La Puerta De Atrás. Esta vez, no tendremos que leer entre líneas para comprender lo que su autor nos quiere decir.

La primera estrofa hace referencia a la manipulación de los grandes medios de comunicación con sus fake news (noticas falsas), sus medias mentiras, medias verdades, con su manipulación, con actores disfrazados de presentadores honestos e imparciales (imparcialidad: palabra que no existe en los grandes medios de comunicación, todo son parcializados y controlados) Todas las noticias son de muerte, guerra, pandemias, robos, masacres, catástrofes. Nos mantienen en constante miedo para así poder manipularnos fácilmente, con miedo nadie piensa, actúa. El miedo es nuestro peor enemigo. Nunca nos muestran la puerta de atrás, la verdad, la verdadera razón de las cosas. Recuerden, seis (6) compañías controlan el 96% de los medios de comunicación del mundo. Miramos lo que ellos, la élite quiere que veamos.

Raro, cómo nos mienten en vivo
En la cara, aunque se vea el disfraz
Nos marean y nos mantienen en vilo
No nos muestran nunca la puerta de atrás

La segunda estrofa nos muestra que nos tienen divididos, la dualidad engañosa en la que vivimos, el bien y el mal, el democrático y el dictador, el terrorista y el soldado salvador, policías y ladrones, izquierda y derecha. Perdemos el tiempo luchando entre nosotros, mientras que los que nos controlan hacen de las suyas. Nos hacen construir nuestro propio ataúd y todavía más nos cobran por hacerlo. Impuestos, la única verdad del mundo, su engaño, su negocio.


Mientras tanto peleamos buscando la razón
Horas y horas
Te impulsan a que vos mismo construyas el cajón
Que en cuotas vas a tener que pagar

Tercera estrofa. Para ellos no somos nadie, y así nos hacen ver y creer. Con el miedo, el engaño, somos fáciles de manipular. Nos quieren borrar la memoria, alterar los recuerdos, eliminar la historia real y construir una nueva. Si no recordamos quienes somos y que hemos hecho, de nada servirá nuestras luchas contra este poder tras las sombras.


Uno baja sus expectativas
Y se vuelve fácil de manipular
La memoria, tan primordial como esquiva
Es lo único que nos puede salvar

Cuarta estrofa, se repite lo que ya dijimos, mientras estamos distraídos ellos disfrutan de las ganancias, de nuestra sangre, de nuestra perdición. Nos dicen que seremos como ellos, nunca será así, somos hormigas a las cuales hay como pisotear. 


Mientras tanto peleamos buscando la razón
Horas y horas
Otros toman el vino de la especulación
Con el que nunca vamos a brindar


El poder tras la sombra existe, creemos que nos gobiernan presidentes y primer ministros, sin embargo, ellos también son títeres de los poderosos. Los medios de comunicación son cómplices, nadie los nombra, aunque sabemos quiénes son y cuáles son sus planes. Ellos saben que el progreso, nuestro progreso, es desarrollo y éste es directamente proporcional a la densidad poblacional. No quieren el progreso porque aumenta la población y por eso crean políticas de despoblación, con guerras, hambrunas, vacunación forzada, enfermedades incurables (que son curables)

A los dueños no los nombran
Lo que falta es lo que nunca va a llegar
La nariz contra la alfombra
Ni nos matan, ni nos dejan levantar

Y la canción continua…


Y mientras tanto peleamos buscando la razón
Horas y horas
Otros toman el vino de la especulación
Con el que nunca vamos a brindar


Y a los dueños no los nombran
Lo que falta es lo que nunca va a llegar
La nariz contra la alfombra
Ni nos matan, ni nos dejan levantar


Y nosotros también nos negamos a que nos mientan y nos sigan mintiendo. Basta de tantos atropellos a las naciones y sus ciudadanos.

<<No menos sorprendente es el número de países que la guerra contra el terrorismo de Washington ha tocado de alguna manera. Una vez, por supuesto, solo hubo uno (o, si desea incluir a Estados Unidos, dos). Ahora, los Costos del Proyecto de la Guerra identifica no menos de 76 países, el 39% de los del planeta.>>

<<Permítanme repetir este mantra: una vez, hace casi diecisiete años, había uno; ahora, el conteo es de 76 y sigue subiendo. Mientras tanto, las grandes ciudades se han convertido en escombros; decenas de millones de seres humanos han sido desplazados de sus hogares; millones de refugiados continúan cruzando fronteras, perturbando cada vez más tierras; los grupos terroristas se han convertido en nombres de marca en partes significativas del planeta; y nuestro mundo americano sigue siendo militarizado.>>


Los medios de comunicación saben esto, los actores que fungen de presentadores lo conocen, pero callan, sino no reciben su sueldo, son asalariados de los poderosos, día a día continúan regando sus mentiras y la gente los mira sin parpadear y les creen. Pero esto debe terminar, vamos todos a combatirlos, están destrozando nuestro mundo y nadie hace nada.

Me niego a que me mientan en vivo
En la cara, ya no los quiero ver más
Son escudo de quien maneja los hilos
No nos muestran nunca la puerta de atrás

Nosotros conocemos a los dueños, tienen nombres y apellidos, no son ni presidentes ni representes de organizaciones estilo ONU, son familias que nos han controlado desde el Imperio Romano y que continúan haciéndolo. Es hora de abrir los ojos y entender verdaderamente el mundo en el que vivimos.


A los dueños no los nombran y ya no los quiero ver más

Que se queden con la alfombra y con la puerta de atrás.

Comentarios