¿La Pisamos? - #Luna


Revista Abanico Ed.5
Sección: Fortaleza de los Escritos
Leer la Revista


En el anterior artículo, La Luna, expusimos información acerca de nuestro satélite artificial; primero la correspondiente a la ciencia oficial, luego la no tan conocida, así ustedes decidían entre las dos versiones sobre el origen de la Luna. Estamos seguros que muchos se interesaron y buscaron más información, ahora tienen sus propios argumentos y opiniones, o deberían tenerlos, ya que esta vez veremos si realmente llegamos a pisarla o no.

El 20 de julio de 1969 (seis años después del asesinato de John F. Kennedy) Neil Armstrong (que dio
contadas entrevistas a lo largo de su vida) fue el primer hombre en pisar la Luna. La misión Apolo 11 (Apolo es una divinidad de la mitología greco-romana) se posó en la Luna luego de dos horas de recoger suelo y rocas lunares terminando el trabajo en ocho días.


La tripulación estaba compuesta por el comandante Armstrong, Edwin E. "Buzz" Aldrin Jr. y Michael
Collins (todos se retiraron de la NASA luego de su periplo). Armstrong y Aldrin caminaron en la Luna, tomaron fotografías y filmaron su hazaña, colocaron la bandera de las franjas y las estrellas y depositaron una placa metálica dejando un mensaje al universo que veníamos en son de paz. El 24 de julio regresaron a la Tierra, amerizando en el Océano Pacifico y poniendo fin a la misión.

Pete Conrad y Alan Bean estuvieron en la Luna por dos días, el 19 y 20 de noviembre de 1969 en la misión Apolo 12. Alan Shepard y Edgar Mitchell fueron parte de la misión Apolo 14 y llegaron el 5 de febrero de 1971. David Scott y James Irwin estuvieron el 31 de Julio de 1971 en la misión Apolo 15. John Young y Charles Duke pisaron la Luna el 21 de abril de 1972 en la misión Apolo 16. Las últimas personas en estar en ella fueron Eugene Cernan y Harrison Schmitt, llegaron el 11 de diciembre de 1972. Desde esta fecha hasta nuestros días nadie ha vuelto a visitarla. Qué ingrato es el ser humano. 


En su última entrevista Armstrong (fallecido el 25 de agosto de 2012) dijo: "A las personas les gusta las teorías de conspiración, o sea, son muy atractivas. Pero nunca fue una preocupación para mí porque sé que un día, alguien volará allá de regreso y recogerá la cámara que dejé" [The Guardian, 2012] ¿Por qué nadie recuperó esa cámara?

Viacheslav Dovgán, operador de uno de los robots rodantes que la URSS envió a la Luna en los setenta, dijo en una entrevista para RT [06/2015]: "Lo vimos todo", refiriéndose a que los estadounidenses sí llegaron a pisarla. A esta afirmación se suma Jim Stone, un ex agente de la NSA quien asegura, sin miedo a perder la gran credibilidad que le acompaña, que el alunizaje fue real. Asegura que los que piensan lo contrario quieren eliminar el legado norteamericano y minimizar lo
que alguna vez fue Estados Unidos, "América no siempre mintió, los alunizajes de los Apolo fueron reales nada de y, o, peros". Explica que las filmaciones de las prácticas que realizaron los astronautas antes de partir, hechas en Hollywood, no fueron un secreto en ese tiempo; se las hizo para que los astronautas puedan revisar una y otra vez sus acciones y no cometer errores. Estas prácticas fueron transmitidas por televisión y quedaron claramente establecidas como sesiones de práctica hasta que a alguien se le ocurrió decir que eran reales. Comenta también que al igual que los rusos, los chinos con su programa espacial fotografiaron los módulos de aterrizaje y también las huellas y las publicaron. Además las misiones Apolo dejaron espejos y gracias a estos, los científicos han podido calcular que la Tierra perderá a la Luna porque se está alejando lentamente. Apuntala su posición al decir que la NASA se cansó de estas dudas y publicó nuevamente las diez mil fotografías del alunizaje (algunas de estas acompañan este artículo) que ya las habían publicado antes de 1995, para que se las pueda ver en el recién nacido Internet. Él revisó algunas y a pesar de ser de baja resolución estaban aceptables, hasta que alguien salió a decir que la NASA las había perdido, y hace la pregunta: "Si la NASA las perdió, ¿cómo se explica que vuelva a publicarlas todas después de veinte años con mejores detalles permitidos por un mayor ancho de banda de Internet"?


Sobre los cinturones de Van Allen (dos fajas formadas por partículas cargadas e interpuestas en el campo magnético terrestre que rodean a nuestro planeta) y el video de la NASA donde dice que es imposible atravesarlos, recomienda tomar muy en cuenta que no son lo mismo los cohetes "hechos" en Norte América, la grande, y los usados por Norte América la "infectada", infectada por parásitos que roban al pueblo estadounidense y que sólo puede adquirir cohetes de la era soviética tan frágiles que no pueden atravesar los cinturones como lo hizo el Saturno V (cohete desechable de combustible líquido usado en los programas Apolo, diseñados por Wernher von Braun, ingeniero de Hitler que se nacionalizó norteamericano y fue llevado a EE.UU. gracias a la Operación Paperclip). Según Jim Stone, toda esta operación sicológica es para desconocer que Estados Unidos un día fue grande.

Por otro lado nos encontramos con Bart Sibrel, un cineasta galardonado, escritor y periodista de investigación que ha producido películas y series de televisión por treinta años. Muchos conocen a Sibrel ya que recibió un puñetazo de Buzz Aldrin cuando Sibrel le pedía que jure sobre una Biblia que pisó la Luna; al no lograrlo siguió intentándolo hasta que lo llamó cobarde y mentiroso, es ahí cuando Aldrin le lanzó el derechazo. Sibrel continúa preguntándose hasta ahora porqué un respetado astronauta se puso tan enojado a una petición tan sencilla como jurar por algo que hizo. Pero no sólo fue Aldrin, sucedió con John Young del Apolo 10, con Armstrong, Ed Mitchell del Apolo 14 le dio un rodillazo, con Alan Bean del Apolo 12, con William Anders del Apolo 8, con Eugene Cernan del Apolo 10 entre otros, todo esto lo pueden ver en el video Astronauts Gone Wild (Los Astronautas se Volvieron Salvajes).


La pieza clave de Sibrel es un video no editado que obtuvo de la NASA el cual nunca fue mostrado al público. Aquí se evidencia cómo con un truco de cámara crean la ilusión de que los astronautas están a medio camino de la Luna, cuando en realidad están todavía en la órbita baja de la Tierra. El video está fechado por el propio reloj de la computadora de la NASA como si hubiera ocurrido a los dos días del despegue, cuando supuestamente les faltaría un día para llegar a la Luna, ¿Por qué tendrían que falsificar y trucar un video si realmente van a cumplir su misión?

En este video se puede escuchar una voz en un tercer canal de audio, Sibel dice que de la CIA, (hay que recordar que al público se le dijo que sólo 2 canales de audio existían para comunicación) incitando a Armstrong que responda a las preguntas del Control de la Misión sólo después de que hayan pasado 4 segundos, para dar la impresión de distancia. Este video se lo puede ver en el documental A Funny Thing Happened on the Way to the Moon (Una CosaGraciosa Ocurrió de Camino a la Luna) que seencuentra en nuestro contenido adicional.


Sibrel relata que su padre era de la Fuerza Aérea y le regaló fotografías de la misión Apolo, él las vio por años y nunca se dio cuenta que las pruebas de la estafa estaban a simple vista. Años más tarde escuchó por primera vez en un programa de televisión que no era cierto que llegaron a la Luna y desde ese momento, a pesar del lavado cerebral creado por los medios de comunicación que nos hacen ver solamente lo que ellos quieren, pudo quitarse el velo e inició su investigación. Sibrel encuentra varios errores en las fotografìas de la Luna, sombras, luz, cortes, degradaciones de color. Asegura que la comunidad científica está ciega en la creencia de que pisaron la Luna y no tienen ni la menor intención de creer lo contrario. 

Sibel: "Mi argumento es que en un mundo lleno de genocidio, asesinatos, violaciones, robos, mutilacionesy vejaciones, ¿es tan descabellado mentir acerca de un logro científico? Después de todo, ¿algunos premios Nobel en el pasado han sido forzadosa entregar sus medallas por plagio y engaño? ¡Sí lo han hecho!"

Este evento histórico, el gran paso para la humanidad, no tuvo una cobertura independiente por parte de la prensa, la imagen que llegó a los televidentes era la toma de un monitor y este a su vez de un proyector colocado en las oficinas de la NASA de donde toda la prensa transmitia la señal. Esto se hizo para minimizar cualquier detalle que pudiera delatar el truco. (¿No sucedió esto el 9/11 cuando todos los canales mostraban el mismo ángulo de toma como si las diferentes cámaras de las varias agencias de noticias estuvieran colocadas una tras de otra apuntando en la misma dirección? ¿Era material preestablecido por los mismos que asesinaron a Kennedy y que siguen sueltos hasta ahora?) Sibrel continua diciendo que era el momento justo para desviar la atención de los americanos y el mundo, la Guerra de Vietnam (creada para controlar el tráfico de drogas en el Triángulo de Oro) estaba devastando Estados Unidos, el descontento era general, qué mejor escenario para montar el show. 

Se preguntarán, ¿Por qué Rusia o China no sacan a la luz esta patraña? y la respuesta es simple; porque son parte del plan, porque no conviene entregar al enemigo si se lo puede chantajear, la disputa entre las tres potencias no es tan real como nos la muestran, pactos secretos, (como sucedió en la Crisis de los Misiles en Cuba), reuniones para beneficios mutuos han tenido lugar, y nadie quiere dejar el botín jugoso del espacio, todos quieren coger una porción del pastel. (El presupuesto de la NASA desde 1958 al 2015 ronda los 790 miles de millones de dólares) Sibrel comenta que era un fanático del alunizaje pero que poco a poco se dio cuenta de la falsedad del asunto y que pudo sacarse el disfraz de patriota y mirar las cosas con calma y cuidado. Adiciona que las misiones se llevaron a cabo con tecnología de 1960 y que 50 años después, con una tecnología mucho más avanzada, no se han podido repetir. Sobre los espejos que comenta Stone, Sibrel dice que en 1962 estaba ya comprobado que un láser podía rebotar y ser calibrado fuera de la Luna sin necesidad de que un hombre deje un espejo, simplemente por la reflectividad de la superficie lunar. 

Los rusos pusieron uno durante el tiempo de las misiones Apolo pero utilizaron una sonda no tripulada para que no sufrieran los estragos biológicos de la letal radiación espacial. La radiación espacial es impenetrable, por eso la Estación Espacial Internacional está en la órbita baja de la Tierra a una altitud de apenas 330 km, estando la Luna a 384,633 km de distancia de nuestro planeta. Todos estos láseres tienen una computadora de control, sólo se necesitaría un hacker, si se quiere, para manipular los datos que se muestran en la pantalla que está viendo un científico, que asumirá falsamente que está viendo la verdad. Esto pudo pasar durante las misiones a la Luna, cuando el Control de la Misión y sus científicos veían los monitores y no podían hacer nada sino simplemente operar los datos que les llegaba sin poder diferenciar entre una simulación y un vuelo real. 

Sibrel se ríe al escuchar sobre las nuevas fotografías de la NASA, comenta que si antes se podía fabricar fotografías de hombres en la Luna, ahora con mejor tecnología es mucho más fácil hacerlo. Sobre los Cinturones de Van Allen, la prueba más evidente que comprueba el fraude es que en 1998 el transbordador espacial voló a su máxima altitud, 587 km, un tercio más alto de lo normal; desde los controles de la misión les dijeron que vuelen a una menor altitud por la radiación espacial ya que se estaban acercando a los cinturones, a pesar de que les faltaba alrededor de 1600 km para llegar a ellos. La CNN reportó que "el cinturón de radiación que rodea la tierra es más peligroso que lo que antesde creía" Con este argumento se contradice totalmente la autenticidad de los alunizajes. En 2014 la NASA envió su nueva nave espacial Orión sin tripulación directo a los Cinturones de Van Allen, para luego volver a Tierra. El propósito de la misión era probar los instrumentos, uno de los instrumentos era un Contador Geiger para medir la radiación dentro de los Cinturones. ¿No tenía esta medición la NASA décadas atrás de las misiones Apolo que cruzaron los Cinturones 18 veces?


Kelly Smith el vocero oficial de la misión Orión dijo en un video, no una sino tres veces que la radiación era peligrosa y extrema, finaliza comentando: "Debemos resolver estos (radiaciones) retos antes de que mandemos gente através de esta región del espacio" Es necesario leer completamente las declaraciones de Bart Sibel para despejar otras dudas y conocer a detalle otras pruebas. 

Nosotros por el momento podemos decir que en 2009 el periódico The Telegraph colocó un artículo titulado: "Roca Lunar entregada a Holanda por Neil Armstrong y Buzz Aldrin es Falsa" y unas líneas abajo relata: "Una roca lunar entregada al primer ministro holandéspor los astronautas del Apolo 11 en 1969 resultó ser falsa" En otra noticia de 2015, esta vez de la página web collective-evolution.com, podemos leer que el gobierno ruso está pidiendo una investigación internacional sobre detalles turbios que envuelven a los alunizajes por parte de EE.UU. entre 1969 y 1972. Los rusos no dudan del alunizaje sino que se refieren a la desaparición de filmaciones originales de la misión de 1969 y también sobre los 400 kilogramos aproximados de roca lunar que fueron obtenidas por las múltiples misiones Apolo. En este mismo artículo podemos leer las declaraciones de Bob Dean un sargento mayor del ejército de los EE.UU. que dice que la NASA procedió a borrar 40 rollos de película del programa Apolo, el vuelo a la Luna, el vuelo alrededor de la Luna, el alunizaje, la caminata lunar. 

No queda más que terminar por el momento y preguntarnos, si realmente todo fue un montaje, ¿Quién lo hizo? Esa respuesta se la daremos en la sexta edición de Abanico.  


Más sobre Bart Sibrel:
Documento en inglés 

Comentarios