LEONARDO #LeonardoDaVinci

Revista Abanico Ed.18
Sección: El Bargueño
Leer la Revista

Son pocos los que no conocen a Leonardo di ser Piero da Vinci, la asociación es inmediata, Mona Lisa = Leonardo da Vinci. Para los que se han preguntado sobre el nombre de esta pintura de retrato, considerada una obra maestra arquetípica del Renacimiento italiano, debemos remontarnos a la mitad del siglo XVI. Según el biógrafo de Leonardo, Giorgio Vasari, muchos historiadores piensan que la persona retratada es la señora Lisa di Antonio Maria di Noldo Gherardini del Giocondo. Lisa nació en 1479 y fue esposa del ricohombre Francesco del Giocondo, ambos vivían en Florencia. A los veinte y cuatro años de edad conoció a Da Vinci (él de cincuenta y uno) y se convirtió en su modelo. Vasari bautizó a la pintura como Mona Lisa (Señora Lisa), pero también fue conocida como La Gioconda en italiano (feminizaron su apellido de casada) y como La Joconde en francés (la que sonríe). Monna es abreviación de Madonna (mi señora en italiano). Sin embargo, a pesar de toda esta explicación, hasta ahora no se ha identificado de forma concluyente quién es en realidad la modelo. Otras alternativas: Isabella d’Este, duquesa de Mantua, a la cual ya le había dibujado un retrato anteriormente; Pacifica Brandano la amante de Giuliano de Medici; Caterina Sforza, condesa de Imola y Forlì; una figura inventada, combinación entre los rostros de la madre de Leonardo y el de él mismo, Mona (amon en latín = hombre) y Lisa (Elisa = mujer)

El cuadro mide solamente 77 x 53 cm, fue pintado al óleo sobre tabla de álamo y retocado varias veces.

Leonardo lo elaboró entre 1503 y 1519 utilizando su técnica de sfumato (esfumado). Esta consiste en colocar varias capas de pintura para lograr contornos imprecisos, aspecto de antigüedad y lejanía, en el Renacimiento se lo utilizaba para dar impresión de profundidad. Leonardo era conocido por ser un pintor que se demoraba demasiado en realizar sus obras, incluso muchas de ellas no las terminó como, por ejemplo, La Virgen, el Niño Jesús y Santa Ana; San Jerónimo y La Adoración de los Magos.

 Adorazione dei Magi - 1481-1482 - Óleo sobre tabla - 246 cm × 243 cm

San Gerolamo - 1480 - Temple y óleo sobre tabla - 103 cm × 75 cm

Sant’Anna, la Madonna, il Bambino - 1503 - Óleo sobre tabla - 168 cm × 112 cm

Como ocurre con todos los personajes históricos, su vida es parte ficción, parte leyenda, parte mito y parte realidad. Muchos concuerdan que fue homosexual, que su amante se llamaba Gian Giacomo Caprotti apodado Salai. Cuando tenía 24 años fue arrestado bajo los cargos de sodomía, como nadie testificó, lo dejaron libre. Algunos expertos dicen que deberíamos llamarle solo Leonardo, ya que, di ser Piero da Vinci, significa hijo de ser Piero de Vinci, una localidad italiana de la provincia de Florencia. Gracias a que fue hijo ilegitimo, no heredó el oficio de su padre y pudo hacer lo que más le gustaba. Muchos creen que su pasión era la pintura, pero en realidad él se consideraba un inventor e ingeniero. No recibió una educación formal, fue autodidacta, esto le ayudó durante su vida, su mente era libre, racional, no moldeada, ni manipulada. Lo que pocos conocen es que era un gran músico y que inventó la viola organista que buscaba reproducir el sonido de un grupo de violas.

Viola organista (Codex Atlanticus, 1488–1489)

Viola organista creada por el pianista Sławomir Zubrzycki.

Pero algunos van más allá, hablan de una conexión extraterrestre. Hablan de códigos secretos alienígenas escondidos en la Mona Lisa. Dicen que el pintor dio forma a los colores de una manera adecuada para formar un rostro, un manto y las manos de un Sumo Sacerdote alienígena. También en la pintura San Juan Bautista podemos ver un extraterrestre en el centro. Incluso hay quienes dicen que Leonardo era un extraterrestre.

 
San Giovanni Battista y el alienígena
 
Monna Lisa y el Sumo Sacerdote Alienígena

Al parecer, Leonardo sí escondió mensajes secretos en sus obras. Estos mensajes guardaban secretos, secretos resguardados desde el año 1099 por una sociedad secreta conocida como el Priorato de Sion. En 1975, en la Biblioteca Nacional de París, se encontró un documento titulado Les Dossiers Secrets, en él, se identificaba a algunos miembros del Priorato, entre ellos estaban Isaac Newton, Victor Hugo, Botticelli y Leonardo da Vinci.

Es conocido que el 23 de octubre de 1940 el Reichsführer de las Schutzstaffel (SS) Heinrich Himmler visitó Barcelona, España, en específico, el monasterio de Montserrat, un lugar muy conocido por su vínculo con el Santo Grial. Para él, como para muchos, Montserrat es Monsalvat, el lugar narrado en la ópera Parsifal de Richard Wagner, lugar donde está el Santo Grial. Obviamente los benedictinos le dijeron que allí no se encontraba el Grial como Himmler pensaba. Lo que no es muy conocido es que Leonardo también estuvo en Montserrat. En los cuadros Mona Lisa, La Virgen de las Rocas, La Anunciación, San Jerónimo, aparece Montserrat. Leonardo fue a Montserrat a pintar La Virgen de las Rocas. En Montserrat se venera a La Moreneta, la patrona de Cataluña. Si queremos descifrar la sonrisa de la Mona Lisa, solamente debemos mirar la sonrisa de La Moreneta.

 
Vergine delle Rocce - 1483 - Óleo sobre tabla - 199 cm × 122 cm
 
Annunciazione - 1472-1475 - Óleo y temple sobre tabla - 98 cm × 217 cm
 

Comentarios