#Oscuro #Medioevo


Revista Abanico Ed.15
Sección: Con Permiso

Leer la Revista

En algún momento de nuestra historia, la Edad Media, periodo histórico que va desde el 476 d.C. hasta 1492, se empezó a llamar Edad Oscura o Años Oscuros, tiempo después, estudiosos se dieron cuenta que este nombre no era adecuado para un periodo que dio bastante a la humanidad, sin embargo, muchos se perdieron esta noticia y continúan creyendo que el medioevo fue una etapa oscura y siniestra.

La Edad Media logró mucho más de lo que le reconocemos, algunos la defienden a muerte, otros casi nada conocen de ella, pero, en definitiva, esta etapa histórica fue muy importante para el devenir de la humanidad. Algunos especialistas dicen que este apelativo a la Edad Media inició con la Reforma Protestante y se afianzó con la Ilustración con el objetivo de desmantelar a la Europa cristiana. Había que menospreciar a un periodo cristiano para crear uno nuevo, diciendo que todo lo que en esos tiempos sucedió era para ignorantes y oscuros, para así beneficiar al nuevo periodo, en este caso la Ilustración, incluso ignorando que muchos personajes de la Ilustración fueron fervientes cristianos. El ataque era primordialmente al catolicismo, haciéndolo ver como una reliquia del pasado, que pertenecía a un periodo de ignorancia y que solo abandonando esa religión se podía desarrollar.

Si prestamos atención a la historia de Occidente desde la caída del Imperio Romano, podemos decir que luego de que los bárbaros tomaron Roma, sobrevino un corto periodo oscuro, sin embargo, luego hubo un renacer, así que el medioevo no se lo puede ver como una Edad Oscura. Cuando el orden fue reestablecido en Europa, liderado por católicos, un proceso de evolución inició para salir de
la Edad Oscura, a tal punto que el Renacimiento y la Ilustración no pudieron haber existido sin el gran empuje y desarrollo que tuvo lugar en la Edad Media.

Nadie puede llamar oscura a una época donde se crearon las primeras universidades, se construyeron inmensas catedrales, se hicieron grandes obras de arte y se avanzó notablemente en lo intelectual. Las primeras universidades no iniciaron en la Ilustración o el Renacimiento, nacieron de las manos de católicos en el medioevo. La primera, la universidad de Boloña en 1088, las enseñanzas en la universidad de Oxford iniciaron en 1096 y la de Paris fue fundada en 1150.


La arquitectura medieval es ampliamente reconocida, sino fijémonos en la abadía María Laach en Alemania, fundada en 1093 y construida en 1235 fue un centro de devoción y aprendizaje. Otro ejemplo similar es la basílica de San Sernín en Toulouse, Francia, su construcción inició entre 1080 y 1120.

Sobre el arte solamente debemos considerar las obras que se exhiben en la Santa Capilla de París, Francia. La capilla real fue terminada en 1248 y su gran vitral data del siglo XIII y es considerado uno de los más bellos del mundo.

Muchas de las construcciones realizadas en el medioevo son de increíble sofisticación, de gran habilidad artística, matemática y mucho más. El desarrollo de todas estas cosas es un reflejo del progreso intelectual de la época. En esta época vivieron Tomás de Aquino, Pedro Abelardo, Juan Duns Scoto, Guillermo de Ockham, Anselmo de Canterbury, todos grandes pensadores y filósofos.

Veamos más avances que ocurrieron durante el medioevo. Hablamos de las universidades donde se enseñaba arte, leyes, medicina y teología. Gran parte de esta educación era influenciada por el islam que prosperaba en ese momento. Las mujeres no eran aceptadas en estas instituciones, pero si podían acceder a educación en especial en conventos, un ejemplo es el de la conocida Hildegard Von Bingen que tuvo mucha influencia en su época. El progreso científico fue lento, pero de alta calidad, sirvió como base para lo que ocurrió en la Alta Edad Media (siglo XI al XIII).

El periodo del Renacimiento carolingio (siglos XV y XVI) fue un periodo de avances en la literatura, escritura, arte, arquitectura, jurisprudencia, estudios litúrgicos y bíblicos. Los carolingios fueron francos y el más famoso fue Carlomagno. El Imperio Carolingio (800–888) fue considerado el renacimiento de la cultura del Imperio Romano. En este periodo nació la Música Clásica Occidental. En la Era Dorada del Imperio Bizantino, bajo el mando de Justiniano, se elaboró el Juris Civilis (Cuerpo de leyes civiles) un gran compendio de leyes romanas. La tasa de alfabetismo era alta, se podía acceder fácilmente a educación elemental, media y alta. Se publicaron libros, enciclopedias, léxicos y antologías. En este periodo se protegió mucho los conocimientos ya adquiridos.

La unidad religiosa, un acuerdo con los cánones de la Biblia, llevo a una paz duradera entre reinos. Llegó el álgebra con el libro: El Compendio de cálculo por reintegración y comparación, escrito en árabe entre 813 y 833 d. C. por el matemático y astrónomo musulmán Al-Juarismi, perteneciente a la Casa de la sabiduría de Bagdad. Este libro nos dio la primera solución sistemática de ecuaciones lineales y cuadráticas. Las traducciones posteriores de sus libros también nos dieron el sistema numérico posicional decimal que usamos hoy. Al-Juarismi junto a Diofanto de Alejandría son considerados los padres del álgebra.

A pesar de sonar increíble durante este periodo se vivió bajo un buen clima, incluso la época de 1100 fue llamada el Periodo Cálido Medieval, este permitió que los vikingos colonicen Groenlandia y otras naciones del norte. Irónicamente, el periodo de la Ilustración vivió un clima frio, una mini glaciación hizo que el clima sea agreste y oscuro. Varias leyes fueron creadas, muchas realmente justas para la sociedad como la Lex Mercatoria, la Ley Anglosajona, la Ley Germanica Temprana. La agricultura floreció en el medioevo, gracias al clima y al conocimiento adquirido. Se utilizaron elementos de labranza de hierro, con el feudalismo se introdujo eficiencia en el manejo de las tierras y se crearon excedentes masivos para que los animales fueran alimentados con granos y no con pasto. La seguridad pública se garantizó bajo el sistema feudal y la paz y prosperidad benefició a muchos pobladores.

Podemos continuar con más progresos y pruebas para demostrar que la Edad Media no fue nada oscura, más bien fue un periodo donde grades avances iniciaron y que luego se perfeccionaron. Lo mejor es apagar todos los televisores y leer buenos libros para realmente conocer la historia de la humanidad.

Comentarios