Nada Nuevo Bajo el Sol - Elon Musk


Revista Abanico Ed.14
Sección: Desde Otra Perspectiva
Leer la Revista

Nada Nuevo Bajo el Sol 

Nuestros lectores saben que en Desde Otra Perspectiva, les presentamos eventos diarios y mundiales, pero con una mirada mucho más crítica y cuestionadora. Aquí no aceptamos nada sin antes investigar, comprobar y mirarlo desde otro ángulo. Como siempre lo hemos dicho, aquí les presentamos las dos caras de una moneda: la que conoce la mayoría de la gente y la que muy pocos saben que existe.

Siguiendo esta línea poco convencional, esta vez les presentamos una visión distinta de un personaje que a cada momento está siendo noticia. Todos lo conocen y muchos lo adoran, es un modelo a seguir para algunas personas y el deseo de otras, no hablamos de otro que de Elon Musk.

Como siempre, cuando buscamos en Internet quién es Musk, el primer resultado que nos aparece es el de la nefasta Wikipedia y los que le siguen, son artículos que se basan en esta enciclopedia, o sub sole nihil novi est.

En ella encontramos que Musk nació en Pretoria, Sudáfrica, el 28 de junio de 1971. Es físico, inversor y magnate de ascendencia canadiense y nacionalidad estadounidense. Para los que
entendemos este mundo paralelo en el que vivimos, es común ver que estas grandes personalidades no tienen una Patria de origen, son ciudadanos del mundo, con varios pasaportes y nacionalidades, hombres pertenecientes a un añorado mundo globalizado donde los estados-nación no existen y donde las fronteras son solamente imaginarias. Entre las compañías vinculadas a Musk están: PayPal, Tesla Motors, SpaceX, Hyperloop y SolarCity. Sus pensamientos giran en torno al Calentamiento Global –nuestros asiduos seguidores saben muy bien qué significa esto–, a su ideal de crear una nueva humanidad, el de formar una colonia en Marte –no creemos que personas comunes como nosotros estaremos dentro de esos planes de colonización– y a explorar el espacio como nunca nadie lo ha hecho.
No nos detendremos más en su biografía popular, cualquiera que desee conocerla basta con teclear su nombre en cualquier buscador de Internet para obtener un único resultado en miles de páginas web.
Hace poco apareció en las noticias, no por su carro enviado al espacio, tampoco por su <<brillante>> idea de un mini submarino para ayudar a los niños futbolistas en Tailandia, sino porque llamó pedófilo a un rescatista; luego tuvo que pedir disculpas y ahora es demandado, un show más dentro de la vida de Musk. Muchos rescatistas que estuvieron en la cueva donde estaban los niños y expertos mundiales sabían de antemano que la idea de Musk y el submarino no era viable. Sin embargo, para los fieles seguidores de este inventor su idea era algo extraordinario, nunca visto en los anales de la historia humana. Para sus seguidores más valen las brillantes ideas que los resultados reales y vamos a ver que de estos últimos, hay muy pocos.

¿Hay alguien detrás de Musk? Algunos investigadores serios suponen que detrás de este personaje está la CIA y sus conocidas operaciones de incrementar la popularidad de un personaje que trabaja para sus intereses. Es sospechosa la acumulación de riqueza, casi inmediata, de este joven que muchos dicen salió de la nada. Además, el apoyo de los grandes medios de comunicación –sabemos quienes manejan estos medios– para sus compañías y la gran cantidad de dinero de los contribuyentes que se destinan para sus empresas. Sus declaraciones, así sean estás poco sensibles, siempre son aupadas por la prensa y reciben publicidad incansablemente y como lo dijimos líneas arriba, su apoyo incondicional a la teoría del Calentamiento Global, que le sirve como propaganda para la venta de sus carros eléctricos Tesla. Todo muy sospechoso ya que los contribuyentes están subsidiando carros eléctricos que se incendian y cohetes que explotan; y a pesar de esto, la prensa sigue aplaudiéndole.

Musk es una mezcla de falsa ciencia y perspicacia para hacer negocios, una mezcla rara entre Nikola Tesla y Andrew Carnegie. Si nos detenemos a pensar, Musk no ha inventado nada y todo lo que ha hecho no habría podido ser sin la poderosa combinación del bienestar del gobierno y la publicidad gratis que hay detrás de él. Cualquier mejora que se haya creado para optimizar la industria de los cohetes, son los ingenieros bien pagados por Musk quienes deberían recibir el crédito. Pero la cosa no es así, quien se lleva toda la gloria es Musk porque la prensa nos dice que un día él diseña cohetes, el otro, paneles solares, el otro, carros eléctricos, luego crea tecnología para que los automóviles se manejen solos y todo esto vistiendo un terno de marca y un reloj carísimo, y por supuesto, dando entrevistas y conferencias a la vez. Todo un hombre globalizado.

En 2011 Obama terminó inexplicablemente con los programas de transbordadores y cohetes, un movimiento que Musk alabó y luego, el famoso SpaceX de Musk recibió miles de millones de dólares para llenar el vacío. Todo de la noche a la mañana. Si se acaban los inmensos subsidios y mandatos asociados al <<Calentamiento Global>>, todos los inventos de Musk no serían nada y todos los inversores se esfumarían inmediatamente. Inclusive su tecnología de conducción autómata está a la zaga de los avances de los fabricantes de autos alemanes.
Steve Wozniak en 2018 dijo: <<No creo en nada de lo que diga Elon Musk o Tesla>>. Si alguien que no sea Musk decía que la colonización de Marte sería un hecho para 2040, le creerían un loco y todos se burlarían, pero como es Musk, entonces su idea es regada por todo el mundo gracias a los medios de comunicación masiva que están detrás de él.

Aboga por un impuesto al CO2, por un sueldo básico universal y estuvo en contra de Trump por abandonar el acuerdo de París. Para el común de los mortales esto es una actitud completamente certera y real, pero para los que vemos al mundo desde otra perspectiva, sabemos que todo esto es parte del gran plan, no a favor de la humanidad, sino totalmente en su contra.

Para finalizar, existe en esencia una confirmación de la conexión entre la CIA y Musk. Esto sale de un libro recientemente publicado cuyas alegaciones Musk no ha negado. El reciente libro nos informaque él, teniendo treinta años, viajó en 2001 a la que en ese tiempo era un Rusia en caos y colapsada para luego hacerlo una vez más en 2002. Estos viajes misteriosos eran parte de un infructuoso intento de comprar un misil balístico intercontinental o ICBM. Esta noticia apareció en el Daily Mail el 14 de mayo de 2015. En ella se dice, entre otras cosas: <<En febrero de 2002 el grupo regresó a Rusia, y esta vez trayendo a Mike Griffin, quien trabajó para la CIA en su brazo de capital de riesgo In-Q-Tel, de acuerdo al extracto de Bloomberg. Musk ahora estaba buscando no solo un misil, sino tres, y tenía un maletín lleno de dinero. Musk preguntó el costo de un misil y le respondieron que era de ocho millones de dólares, él ofreció ocho, pero por dos, oferta que no fue aceptada. Salió de la reunión, regresó a su casa y empezó a hacer cohetes.>>

Aquí vemos que un joven de treinta años aparece de la nada y llega a una Rusia corrupta, junto a un agente financiero de la CIA y con un maletín lleno con ocho millones de dólares. Al buen entendedor…

Comentarios