En Una #Fortaleza #Asediada Toda #Disidencia Es #Traición

Revista Abanico Ed.9
Edición Especial
Sección: Desde Otra Perspectiva
Leer la Revista


En una fortaleza asediada toda disidencia es traición
San Ignacio de Loyola

Es muy difícil mirar las cosas desde otra perspectiva 
cuando hemos sido constantemente bombardeados por ideas preconcebidas que han pasado de generación en generación. Nuestro cerebro ha sido bloqueado para que, cuando una nueva idea o pensamiento aparece, lo desechemos sin considerarlo. Nuestra verdad es absoluta, todo lo demás es mentira.

Sin embargo existe una realidad no contada, más bien dicho oculta, pero que está al alcance de todo aquel que quiera investigarla y conocerla. Esta realidad está expuesta en vastas obras literarias, existen miles de libros que la describen a detalle y con suficientes pruebas haciéndola irrefutable, salvo para aquellos que no quieren conocer otra verdad más que la suya.

Un ejemplo es el libro que expondremos a continuación, que lleva como título Voices From The Other Side, An Oral History Of Terrorism Against Cuba (Voces del Otro Lado, Una Historia Oral Del Terrorismo Contra Cuba) del canadiense Keith Bolender. Dejemos que el libro se presente solo.

"1 La Guerra DesconocidaPor medio siglo el pueblo cubano ha soportado casi todas las formas concebibles de terrorismo. Las bombas que han destruido tiendas, lobbies de hoteles, teatros, famosos restaurantes, bares y la vida de las personas. El peor segundo acto de terrorismo aéreo en las Américas, dando como resultado la muerte de 73 civiles. La explosión de un barco en el puerto de La Habana, matando e hiriendo a cientos. Ataques a poblados indefensos. Adolescentes torturados y asesinados por enseñar a campesinos a leer y escribir. Terrorismo biológico causando la muerte de más de 100 niños. El horrorpsicológico que llevó a miles de padres a enviar a sus hijos voluntariamente a un destino incierto en un país extranjero
.Desde los primeros días de la revolución, Cuba ha estado combatiendo su propia guerra contra el terrorismo. Las victimas en su gran mayoría han sido civiles inocentes. Los acusados han sido principalmente contrarrevolucionarios cubanoamericanos, muchos supuestamente entrenados, financiados y apoyados por varias agencias gubernamentales americanas. La justificación para estas agresiones ha sido basada en el lenguaje de la ideología, la batalla entre capitalismo y socialismo, el bien y el mal.

2. Cubana de AviaciónEl 6 de octubre de 1976 el vuelo de Cubana 455 voló de Guyana a Trinidad/Tobago en un viaje que
continuaría hacia Barbados, con una parada programada en Jamaica antes de llegar a su destino final La Habana. 

(…) El vuelo salía de lo ordinario porque llevaba un grupo especial de pasajeros, el equipo nacional de esgrima de Cuba (…) Conformado mayoritariamente por atletas que rondaban los veinte años de edad (…) En total eran 48 pasajeros y 25 miembros de la tripulación. 

El DC-8 arribó al Aeropuerto Internacional de Seawell en Barbados a las 11h21 y partiría para Jamaica una hora después. Todos, con excepción de dos venezolanos, permanecieron en el avión. Freddy Lugo y Hernán Ricardo abordaron el avión en Puerto de España con la intención de poner dos bombas en la parte trasera del avión unos pocos minutos antes de aterrizar en Barbados. Los explosivos C4, ocultos en una mochila fotográfica, estaban programados para detonarse aproximadamente una hora después del despegue, dándoles a los dos hombres tiempo suficiente para desembarcar y regresar a Trinidad. 

Debido a problemas en el aeropuerto, el despegue de Cubana se retrasó hasta las 12h45. El vuelo 455 estaba en el aire aproximadamente por nueve minutos cuando la primera bomba, colocada en el asiento 10 junto al ala izquierda, detonó. La segunda estaba en el baño trasero, destrozando los controles de navegación del avión, haciéndolo caer en picada por unos momentos.

Durante los interrogatorios tanto Lugo como Ricardo confesaron que Luis Posada Carriles y Orlando Bosch eran las mentes detrás del atentado.

Posada y Bosch, fervientes activistas anti-Castro, habían sido acusados de varios actos de terrorismo desde inicios de 1960. 

Posada era un miembro de la brigada Cubana-Americana que invadió Cuba en la Bahía de Cochinos en 1961. Agente de la CIA en los sesenta y setenta, estaba acusado de acciones contra oficiales cubanos fuera del país (…)

3. Bombas en HotelesEl nuevo sector mostraba beneficios inmediatos, y pronto el turismo estaba desarrollándose como el sector económico más importante del país, más que la tradicional exportación de azúcar. Con los turistas y los hombres de negocios llegó también otra ola, la de terroristas colocando bombas cuyos blancos eran una docena de hoteles y sitios turísticos, desde abril a septiembre de 1997. La campaña resultó en una docena de heridos y la muerte de un turista italiano.

Antes de las bombas hubo un ataque que tenía como objetivo el hotel Meliá en Varadero en octubre 7 de 1992.

Dado que estas operaciones estaban vinculadas con organizaciones extremistas localizadas en Miami, como Posada Carriles lo admitió en la entrevista que dio al New York Times, el gobierno de Cuba una vez más pidió al Special Rapporteur (relatores especiales) que use sus buenos oficios para pedir a las autoridades de los Estados Unidos que tome acciones firmes y decisivas para que dé por terminado estas actividades tan cuestionables.
4. Operación Pedro PanConocida como la Apócrifa o La Patria Potestad, este pedazo de papel supuestamente legalizaba la intención del estado de usurpar el control de los padres sobre sus hijos. Pronto llevaría a miles de madres y padres a mandar a sus pequeños a una tierra extranjera.
El documento decía que el gobierno tomaría control de los niños y existiría un largo periodo de cárcel para aquellos que la desobedecieran. Al final aparecían los nombres de Dr. Fidel Castro Ruz, Primer Ministro y Dr. Osvaldo Dorticós Torrado, Presidente de la República.
Los oficiales de la iglesia cubana sabían, sin embargo, que lo que estaban repartiendo era una mentira. Así como la Diócesis Católica Romana en Miami, así como los oficiales de los varios Departamentos de Estado en América y la red de agentes de la CIA en La Habana, que fueron acusados por el gobierno cubano de haber trabajado en esta elaborada decepción.
La Patria Potestad era una mentira. Los oficiales cubanos no tenían interés o intención de quitar la autoridad de los padres. Todo era un esquema calculado para desacreditar al gobierno e introducir el terrorismo psicológico en los creyentes religiosos de Cuba.
Fue extremadamente efectiva. El programa, eventualmente se conoció como Operación Pedro Pan, llevó al éxodo a más de 14,000 niños desde noviembre 1960 a octubre 1962.
El mayor número de niños cubanos fueron tomados por organizaciones de la Iglesia en Miami.
5. Terrorismo BiológicoÁntrax, dengue, botulismo, hepatitis, influenza, tifus, encefalitis, fiebre porcina, gripe aviar, roya de la caña de azúcar, hongo del tabaco, peste en la papa, arroz, maíz, cereal. La lista continúa.

El catálogo de terrorismo biológico que el gobierno cubano ha identificado y que ha causado daño a la población es impresionante.

6. Boca de SamáDurante 1960 y 1970 un número de poblados costeros fueron atacados por grupos antirrevolucionarios cubano-americanos provenientes de la Florida. Los cientos de pequeños poblados a lo largo de los 800 km de las costas del norte eran blancos cercanos y objetivos fáciles.
8. Campaña de AlfabetizaciónA inicios de 1960 el gobierno cubano desarrolló una serie de programas diseñados a mejorar la vida de la población rural. Uno de los más exitosos fue la Campaña de Alfabetización.
Durante la Campaña de Alfabetización, que abarcaba a más de un millón de cubanos, un grupo de estos jóvenes educadores fueron atacados en un esfuerzo de minimizar la efectividad del programa.
Un estimado de 14 profesores fueron asesinados a lo largo de la campaña.
(…) Unos pocos días después del incidente fuerzas militares capturaron a un grupo de cubano-americanos que confesaron haber llegado de la Florida con intención de regar el terror entre los campesinos. 

10. La CoubrePara aumentar la carnicería, ningún acto de terrorismo contra Cuba se compara a la explosión que destruyó el barco francés La Coubre, dando como resultado 100 muertos y 300 heridos.
Y ningún otro acto lleva el mismo nivel de controversia como la destrucción de este barco cargado de 70 toneladas de granadas y millones de municiones provenientes de Bélgica.

(…) Hasta estos días ni la CIA ni el Departamento de Estado de los Estados Unidos ha desclasificado ningún documento concernientea sabotaje del barco de carga francés."

Nos detenemos aquí esperando que el lector busque este libro y lo lea integro. Además de los detalles de cada atentado terrorista, se entrevista a muchas personas que resultaron afectadas o perdieron a sus familiares por consecuencia de estas agresiones injustificadas.

En este breve resumen hemos omitido otros atentados que se relatan en este trabajo como el Caibarién y los pescadores, el Cine Móvil, Tiendas, el Teatro de Pinar del Rio, La Identidad Nacional Cubana y los 5 Cubanos.

“Desde 1960, sucesivas administraciones estadounidenses en Washington han llevado una agresiva e ilegal guerra contra Cuba, la cuenta humana de esta ha sido ignorada largamente. Keith Bolender corrige esta ignorancia, ofreciéndonos la verdadera historia de la perseverancia humana. Este libro es altamente recomendable.”
Greg Grandin, Profesor de Historia de la
Universidad de Nueva York y autor
de Empire´s Workshop (2006)

Comentarios