La #Marquesa de #Solanda




Revista Abanico Ed. 3
Sección: EL Bargueño


Existe una serie de televisión española que relata la vida y aventuras de un héroe anónimo en la España del siglo XVII. Dentro de esta serie encontramos a un personaje muy interesante, la marquesa de Santillana. Lucrecia de Guzmán es viuda, poseedora de una gran fortuna y poder social. El personaje es una mezcla de dama de la alta sociedad con la valentía de un caballero, de carácter fuerte y autoritario pero dueña de una sátira e ironía fabulosa. 

Viendo esta teleserie me hice la pregunta. ¿Existió algún marquesado en el Ecuador? Revisando antiguos libros conocí que hubo 11 marquesados pero también 6 condados y 6 vizcondados y de aquí provino la segunda pregunta. ¿Qué es un marquesado?
El marquesado es un título nobiliario entregado por los monarcas europeos. Quien lo ostenta es denominado marqués. Este nombre proviene de la palabra marca que era una extensa región fronteriza de un reino. Según la pirámide jerárquica de la nobleza el emperador está en su cúspide, abajo el rey, luego el duque, luego el marqués, sigue el conde, después el vizconde y por último el barón.


Los marqueses eran hombres con mucho poder, eran los magnates de la época, nobles que tenían una alta posición en la sociedad. Dentro de los 11 está el Marquesado de Solanda existente hasta hoy, su última marquesa del linaje original fue Mariana de Carcelén de Guevara y Larrea-Zurbano.
El 27 de abril de 1700 el rey Carlos II creó el título nobiliario con estas palabras:

"Y porque habéis elegido el Título de Marqués de Solanda, mi voluntad es que ahora y de aquí en adelante, vos el dicho Don Antonio Sánchez de Orellana y los dichos vuestros herederos y sucesores cada uno en su tiempo perpetuamente para siempre jamás, os podáis llamar e intitular y os llaméis e intituléis, llamen e intitulen y os hago e intitulo MARQUÉS DE SOLANDA"


Fue entregado a Antonio Sánchez de Orellana y Ramírez de Arellano, natural de la Villa Real de San Antonio del Cerro de Zaruma, Ecuador. Sánchez de Orellana poseía vastas extensiones de tierra en la
antigua Real Audiencia de Quito entre ellas se destacan la Mansión Carcelén, hoy Museo Casa de Sucre, la Hacienda Solanda y el Palacio de El Deán.
Pedro Xavier Sánchez de Orellana y Góngora ostentó el título de II marqués de Solanda. Entre sus cargos estuvo el de Gobernador de Latacunga, Alguacil Mayor del Santo Oficio de Latacunga y Loja, Regidor Perpetuo de Quito y Gobernador de Ambato. Este título pasó luego al único ecuatoriano que fue Presidente, Gobernador y Capitán General de la Real Audiencia de Quito, Fernando Féliz Sánchez de Orellana y Rada. Tras su fallecimiento en 1784 su hermana Rosa lo heredó pero murió sin tener hijos y pasó a su sobrino Felipe Carcelén y Sánchez de Orellana.


Felipe poseía el marquesado de Solanda y el de Villarocha por su padre, José Carcelén y Pérez de Ubillús. Se casó con Teresa de Larrea y Gijón hermana del I marqués de San José y del conde de Casa Gijón.  

Su última heredera fue María Ana Francisca Felipa Carcelén y Larrea, VI marquesa de Solanda y Villarocha. Contrajo matrimonio el 20 de abril de 1828, por poder, con el Mariscal Antonio José de Sucre, quien fue representado por el coronel Vicente Aguirre. Dos días antes Sucre había sobrevivido un atentado en Chuquisaca, Bolivia, del cual salió con un brazo herido por una bala. Cuando podían estar juntos, sus vidas transcurrían en la Mansión y el Palacio, Sucre quería desapegarse de la vida política sin embargo pronto emprendió viaje hacia Tarqui. A su retorno encontró a Mariana encinta, el 10 de julio de 1829 nacería su hija María Teresa.

Ella sería quien heredaría el título pero fallece tempranamente a la edad de 2 años por escarlatina dicen unos, tras caer de un balcón, otros. Luego del asesinato del Mariscal, la Marquesa de Solanda contrae matrimonio con el General Isidoro Barriga con quien tiene un hijo, Felipe Barriga y Carcelén. Tiempo después el marquesado debería haber pasado a Isabel Valdivieso Carcelén por el fallecimiento de su primo Felipe. Isabel se casó con José Javier Eguiguren y tuvo hijos.


Este título desapareció en 1826 luego de la ley promulgada por Simón Bolívar donde abolía el uso nobiliario en la Gran Colombia. Esta ley fue revalidada cuando nació el actual Ecuador. En España, el marquesado fue rehabilitado en 1924 por el Rey Alfonso XIII a favor de Sofía Ramírez de Arellano y Marín del Valle. En la actualidad, quien ostenta este título es Francisco Fernández de Tejada y Echeverría.

Así transcurrieron 123 años de historia, con apenas 6 hombres y 2 mujeres que pudieron denominarse en nuestro territorio Marqueses de Solanda.

Fuente:
José Alejandro Guzmán, Títulos Nobiliarios en el Ecuador, Madrid, 1957

Comentarios